Ropa adecuada, un ventilador o mucho mejor: un buen apartado de aire acondicionado. Sin duda, éstos son buenos remedios para compensar la subida del mercurio y seguir rindiendo en el trabajo, también en verano. Pero tan importante o más es saber cómo alimentarse cuando el calor aprieta y no olvidar que es imprescindible estar bien hidratado. Una equilibrada nutrición es clave para mantener e incluso mejorar tu rendimiento laboral, tanto física como intelectualmente, en los meses más calurosos del año. Así que, por si tienes dudas sobre cómo conseguirla, hoy te proponemos ocho hábitos o consejos imprescindibles que deberás llevarte a la oficina.

Una dieta variada, que incluya los 7 grupos de alimentos que te ayudarán a rendir más: los cereales, la fruta, la verdura, el pescado, la carne, los frutos secos e incluso el chocolate. La fruta no sólo nos hidrata y nos aporta vitaminas y sales minerales sino que además nos da la energía necesaria para poder trabajar. Cereales: otra fuente inagotable de energía que en forma de barrita (baja en azúcares) puede ser el snack perfecto. Verduras: nos aportan hidratación, vitaminas y fibra que evita que nos sintamos pesados. Pescado: El salmón, la sardina o el atún son ricos en proteínas, grasas saludables y vitaminas. Carne: en el trabajo mejor que sea de pollo o pavo, pues se digiere antes y evitará la pesadez y la somnolencia y siempre mejor si es a la plancha. Frutos secos: Las nueces, las almendras y el resto de futuros secos aportan gran cantidad de ácidos omega 3 y 6 y vitaminas que contribuyen a mantener la mente ágil y fuerte. El chocolate: si consumes no más de 25 o 30 gramos al día no solo mejorará tu estado de ánimo sino también tu concentración.

Productos a evitar. Las grasas saturadas no solo nos engordan y son nocivas para nuestro organismo sino que además aumentan el cansancio. Por tanto, embutidos demasiado grasos, rebozados o fritos y bollería industrial deben quedar desterrados de nuestra dieta.

Reduce el consumo de sal. La OMS recomienda consumir menos de cinco gramos de sal diarios para evitar hipertensión, cardiopatías y accidentes cardiovasculares. Además, las comidas saladas provocan retención de líquidos y pesadez y son claras enemigas de la concentración.

No te saltes ninguna de las cinco comidas. Cumplir con desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena y no picar el resto de las horas es otro de los consejos fundamentales de los nutricionistas para que no baje tu rendimiento en el trabajo. Nos ayuda a mantener los niveles de azúcar y la hidratación estable y evita que, si nos saltamos alguna de ellas, a la siguiente comamos más, nos sintamos más pesados y por tanto con somnolencia y mucho menos activos, despiertos y concentrados.

El desayuno es fundamental también y especialmente en verano, pues el calor hace que nos sintamos más cansados y alicaídos y que comenzar la jornada laboral se nos haga más cuesta arriba que el resto del año. Debe ser rico en nutrieres como el pavo, los cereales, la fruta, los frutos secos, los lácteos o los zumos naturales.

Trabaja, descansa y come cuando toca. No solo el equilibrio nutricional sino también ciertas actitudes en torno a la comida, que interfieren en la alimentación, pueden afectar negativamente a nuestro rendimiento laboral. Por ejemplo: nunca comas delante del ordenador. Debes respetar las pausas para comer, almorzar o merendar. Una buena coordinación de los tiempos destinados a trabajar, descansar y alimentarse favorece el bienestar y la salud del trabajador y por tanto mejora su rendimiento y productividad.

Café sí pero sin excesos. Una o dos tazas de café nos ayuda a estar despiertos, activos y concentrados, pero si nos excedemos podemos sufrir los efectos contrarios: nerviosismo, ansiedad o insomnio harán que estemos cansados, somnolientos y poco concentrados.

Hidrátate. La hidratación es fundamental para nuestra salud física y mental. Por tanto, en verano, más que nunca, debemos beber agua con regularidad (aunque no nos apetezca). También podemos hidratarnos con zumos pero conviene no abusar de ellos por su gran contenido en azúcares.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente