CORVAN ASEMPLEOASEMPLEO, como asociación mayoritaria que agrupa los servicios privados de empleo en España (Selección, Trabajo Temporal, Recolocación, Asesoría y Formación), constata que el Plan Anual de Política de Empleo para 2016 muestra continuidad con las dos anteriores ediciones y se inscribe en el desarrollo de la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016. La patronal de las empresas de selección, resaltan la importancia de continuar desarrollando la Cartera Común de Servicios de Empleo como instrumento para ajustar los servicios a prestar a las necesidades reales de las personas en situación de desempleo en relación con las necesidades reales de la economía; e insistir en el papel que puede desempeñar en ella el sector privado, contribuyendo a hacerla más eficaz al aportar experiencia, recursos técnicos y conocimientos del mercado laboral, que ayudarán en la detección de los servicios que necesita el desempleado (orientación, formación, etc.). En este contexto, ASEMPLEO considera necesario que en la revisión de la Estrategia para el próximo periodo, las aportaciones del sectos adquieran un carácter estratégico, dentro de la dirección y la coordinación que corresponde a los Servicios Públicos; y que se pongan en valor los recursos que puede ofrecer el sector privado de gestión del empleo y capital humano.

Las empresas del sector están convencidas del potencial que han demostrado en diversas ocasiones, al tener la capacidad, la experiencia y los recursos profesionales óptimos, para conseguir insertar a los desempleados en el mercado laboral – los servicios privados de empleo gestionan 3,6 millones de contratos, 600.000 candidatos únicos atendidos por cerca de 7.000 profesionales a través de más de 800 oficinas con una gran capilaridad territorial y sectorial-; y demandamos, por tanto, un mejor aprovechamiento del mismo. La colaboración público privada eficaz y eficiente, como sucede en la mayoría de países europeos, supone poner a disposición de los desempleados recursos y técnicas de alto valor que, además de acortar su permanencia en el paro, suponen un notable ahorro de recursos públicos. Todo ello sin el menoscabo del papel que corresponde a los Servicios Públicos de Empleo.

En este sentido, es preciso evaluar con rigor la eficacia y eficiencia de las primeras experiencias realizadas en materia de Colaboración Público-Privada en España y revisar y reformar el actual marco (Ley de Agencias de Colocación y Acuerdo Marco de Colaboración) introduciendo mayor especialización de las agencias autorizadas y la exigencia de acreditación de experiencia y recursos técnicos suficientes para dotar de mayor potencia y calidad a las políticas activas de empleo. El actual modelo gira en torno a una concepción excesivamente estatista y burocratizada que introduce rigidez y dificultades de adaptación del Sistema de Empleo a las necesidades cambiantes de empresas y trabajadores. Los pasos dados en esta dirección deben servir para avanzar en una estrategia coordinada y lograr la máxima movilización de recursos a favor del empleo de calidad. Es también muy importante tener en cuenta que, mientras el Plan Anual es el marco que determina los objetivos comunes a alcanzar por el conjunto de los Servicios Públicos de Empleo, corresponde a las Comunidades Autónomas, que tienen transferida la competencia, el grueso de la ejecución de las Políticas Activas de Empleo y determinar sus prioridades y establecer objetivos en función de las necesidades de los desempleados, las ocupaciones, los territorios y los sectores.

Por este motivo, ASEMPLEO ha puesto en funcionamiento un programa de intercambio de buenas prácticas en políticas activas de empleo con diversas Comunidades Autónomas destinado a compartir estrategias, experiencias y herramientas para incrementar experiencias laborales para los jóvenes, las oportunidades ligadas a la movilidad laboral, la búsqueda eficaz de empleo, la diagnosis ocupacional y la orientación profesional. Aun considerando el buen ritmo de creación de empleo experimentado desde 2014 y confirmado hasta este verano, el gran número de personas en situación de desempleo y la necesaria adaptación de los trabajadores ocupados hacia los nuevos retos del mercado de trabajo demandan una acción de coordinación y cooperación que posibilite la aportación de esfuerzos públicos y privados para acortar el desempleo, facilitar experiencias de trabajo a los jóvenes y actuar con decisión sobre el paro de larga duración y el de las personas mayores de 45 años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente