La mayoría de los líderes se han tenido que enfrentar a la complicada tarea de informar de una mala noticia a su equipo. Notificar un despido, un balance negativo en los resultados o una reducción de salario, son algunos ejemplos.

Sin embargo, la manera en la que comunicamos estas noticias es fundamental y modificará la percepción de nuestro receptor.

La principal clave para lograr el éxito en este tipo de comunicaciones es la empatía. Un buen líder deberá mostrar que entiende al otro y se pone en su lugar.

A continuación, te desvelamos algunos trucos que te ayudarán a superar este trámite y salir reforzado del mismo.

Limita los términos negativos

Intenta evitar en tu discurso el lenguaje y tono negativo que solo frustrarán más a tu interlocutor. Si la noticia ya es mala no añadas palabras que ahonden en la negatividad, intenta ser neutro cuando expliques el problema.

Nuestro consejo es que te centres en las soluciones al problema e intentes presentarlo como una oportunidad de mejora para el empleado.

Recuerda, una buena opción cuando estés elaborando tu discurso es empezar con lo negativo para acabar con la parte positiva. De este modo, tu equipo se quedará con una buena sensación y con ganas de afrontar los cambios.

Impersonalizar el mensaje

Los fallos casi nunca son de una única persona. No sirve de nada obcecarse y criticar a un único empleado. Por eso, evita las referencias personales e intenta que las críticas sean constructivas y sirvan de motivación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente