1555686

A principios de este año 2015, Vicente Luis  se dirigió a Corvan RH para que le asesoráramos en la confección de su currículum. Vicente es un Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y pretendía que le orientáramos para poder presentar su candidatura a una buena oferta de trabajo en Qatar. La singularidad del empleo de Project Coordinator  –alta formación técnica y estar ubicada la oferta en un país del Golfo- obligaba a adaptar el planteamiento de Vicente a la exigencia del puesto.  En corvan RH le ayudamos a presentar una buena propuesta y Vicente ahora nos agradece nuestro asesoramiento explicando, en primera persona, como fue su experiencia.

Por Vicente Luis

Un Fondo de Inversión anuncia en la Bolsa de empleo del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos  veinte ofertas de trabajo para Qatar. Los puestos son todos para personal técnico (ingenieros eléctricos, mecánicos, civiles

Envío mi CV el 15 de enero y el lunes día 19 me llaman de la empresa que realiza el proceso de selección: “Tu CV ha sido seleccionado directamente por los Árabes, el proceso normal sería que yo te hiciera una entrevista por teléfono, posteriormente otra en persona y por último enviar tu CV al cliente”. Me comunican que el sábado 24 a las 10h tengo la entrevista en el Hotel Intercontinental de Madrid. La entrevista será 100% en inglés y durará aprox. 4 horas.

Decido preparar la entrevista como un examen. Debo centrarme en mi etapa internacional para lo cual contacto con mis antiguos compañeros de Rumanía y Alemania para que me preparen un dosier con los proyectos que hemos ejecutado, resaltando: importes, plazos de ejecución, características técnicas, problemas que tuvimos y cómo los resolvimos. En dos días recibo esta información. A la vez recupero de mis discos duros toda mi trayectoria profesional anterior a mi etapa internacional, centrándome en los mismos puntos mencionados arriba.

Me preparo en inglés un breve resumen de cada proyecto en los que he participado, incluyendo palabras muy técnicas en inglés (tubería de hormigón machihembrado,  hinca,  tuneladora, etc).

 

La sorpresa

La entrevista empieza a las 10h. Llego al Hotel a las 09:15h, soy el primero. A los 5 minutos llega un colombiano y a las 10h ya éramos 100 candidatos para los distintos puestos. Nos reúnen en un salón donde nos ponen una pantalla donde proyectan una presentación de la empresa y del país. También había un buffet libre para desayunar.  Cuando estamos todos un poco despistados baja uno de los árabes al salón y nos dice: “el proceso de selección empieza ahora mismo, la entrevista va a constar de tres fases,  entrevista técnica, de RRHH y negociación económica. Os vamos a ir llamando de uno en uno. Podéis empezar a hablar entre vosotros pero siempre en inglés”. Mi sensación fue que esa era la selección previa. Hubo todo tipo de reacciones al planteamiento del ejecutivo: unos candidatos que habían ido con sus parejas se separaron del grupo a esperar a que les llamaran, otros se hacían fotos con el buffet de fondo y las mandaban por Whatsapp, otros fueron al buffet y se pusieron hasta arriba de comida. Yo fui de grupo en grupo presentándome y charlando con el resto de candidatos. Los temas de conversación fueron los típicos: de dónde vienes, en qué países has trabajado, pero nunca preguntamos a qué puesto estaban aplicando.

 

La entrevista

Después de 1h30m me llaman para la entrevista técnica. Un despacho con dos árabes, uno joven con inglés básico y otro bastante mayor con inglés perfecto y el que hacía las preguntas críticas (sabía de lo que hablaba). Me hicieron un par de preguntas y me pidieron que les explicara con qué tipo de contratos había trabajado en España, Rumanía y Alemania. Querían que les explicara en los tres países cómo se puede reclamar dinero a la Administración Pública durante el trascurso de una obra. También cómo presionaba a los subcontratistas para conseguir las calidades y plazos indicados en los contratos. La entrevista duró 15 minutos.

La anécdota

Al finalizar la entrevista y darnos la mano para despedirnos, el árabe más mayor me acompañó a la puerta y me enseñó un plato en el que había unos caramelos: “Vicente coge un caramelo”. Lo cogí. “Vicente coge otro que tenemos de sobra”. Le respondí: solo te cojo uno que ahí fuera tienes muchos candidatos y te van a faltar caramelos. El árabe se rió y me dijo very good.

 

Segunda entrevista

Para la segunda entrevista estaban tardando entre 1h-1h30m en llamarnos, por lo que decidí tomarme un café en el buffet. Cuando me estaba acercando al buffet apareció el árabe y me llamó. Justo pasaron dos minutos desde que había salido de la primera entrevista. Me dice “vámonos al piso de arriba”. En el ascensor se gira y me dice you are selected. Nos metemos en otro salón y me hace la entrevista de RRHH. Las preguntas fueron: cuándo terminaste la carrera, cuántos años tienes de experiencia, estado civil, edad, salario actual. La entrevista duró 1 minuto. Al terminar me dijo, “espera aquí para la negociación económica”. Mientras esperaba, subieron unas 10 personas más y todos comentamos lo rápido que nos habían llamado para la segunda fase. Desde el piso de arriba se escuchaba el murmullo del resto de candidatos que estaban en el piso de abajo, después de 2 horas ya nadie hablaba en inglés.

 

La negociación

Me llaman para la negociación económica. Previamente a todos los candidatos nos habían enviado unas tablas con las que podíamos calcular el salario aproximado que nos iban a ofrecer. Era en función de la edad, estado civil y años de experiencia. Todos sabíamos por adelantado la cantidad aproximada que nos iban a ofrecer. Entro en otro salón con un árabe, me pregunta otra vez el estado civil, la edad y mi salario actual. Me pide que le diga por qué cantidad estaría dispuesto a irme a trabajar con ellos. Lógicamente le digo la cantidad aproximada que me había calculado con las tablas que nos enviaron (y que a mí me parecía bien, sino no habría ido a la entrevista). El árabe sacó una hoja con la oferta y la firmó delante de mí. Me dijo que tenía 5 días para contestar y me dio una caja blanca con el logo de la empresa que contenía unos recuerdos de la empresa y del país. La entrevista había terminado. Fueron 4 horas para 25 minutos de entrevista (la suma de las tres). A continuación bajé al salón a recoger mi maleta, el abrigo y despedirme de los candidatos que había conocido. Mientras andaba por el salón pude ver a 5 o 6 candidatos que también llevaban la caja blanca, éramos los elegidos. Cuando salía del Hotel me crucé con dos headhunters que llevaban a varios candidatos y al verme que tenía  la caja blanca uno me dijo felicidades y el otro enhorabuena, y me sentí  bien, muy bien.  A los dos días ya estaba en Qatar mi oferta firmada.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente