desconectar-vacaciones1

A medida que se va acercando el verano, vamos pensando cómo pasar las vacaciones tan merecidas y esperadas.

Por ello, las vacaciones debemos disfrutarlas. Así, la vuelta al trabajo o la vuelta a casa serán más gratificantes, volveremos renovados y llenos de energía para poder afrontar el día a día.

Por eso se aconseja dedicar, si no todas las vacaciones, al menos unos días al descanso de verdad. Por desconectar un par de días el teléfono, tu empresa no se va a ir a la ruina, al contrario, si consigues relajarte y olvidarte por unos días de los problemas laborales, a la vuelta estarás mas capacitado para solucionar cualquier eventualidad. Los psicólogos alertan del peligro que supone para la salud no desconectar del trabajo. Estar pendiente del teléfono por si llama el jefe, continuar elaborando proyectos de cara a la reincorporación, y no dedicarse exclusivamente a disfrutar del tiempo libre puede generar en el trabajador un aumento del estrés y llegar al agotamiento psíquico.

Así que si eres de las personas a las que les cuesta olvidarse de su trabajo por unos días, te dejamos algunos consejos para tomarte unas verdaderas vacaciones.

– Mentalízate antes de empezar las vacaciones de que nadie es imprescindible.

– Deja resueltos los asuntos más importantes antes de marcharte de vacaciones.

– No cambies bruscamente las rutinas porque eso te generará más estrés y ansiedad.

– Dosifica el uso del ordenador y del móvil; apaga por ejemplo el móvil a la hora de las comidas o un par de horas antes de acostarte, y gradualmente date un poco más de tiempo para aislarte mentalmente.

– Cuelga un cartel de ‘cerrado por vacaciones’ en el correo electrónico y las redes sociales para que no te invada ningún sentimiento de culpa por defraudar a alguien que pueda esperar una contestación por tu parte.

– Adapta las vacaciones a tu personalidad: si eres una persona activa no tiene sentido que te plantees unas vacaciones de playa y hamaca, simplemente ocupa tu agenda con ciertas actividades que no puedes hacer durante el resto del año.

– Sobre todo si pasas tiempo delante de un ordenador, cambia algunos hábitos ‘digitales’ por otros ‘analógicos’: lee un libro, prensa impresa, resuelve crucigramas y olvida las apps.

– Practica como mínimo 40 minutos de ejercicio físico al día… ¡al aire libre!

– Cuida la alimentación pero date algunos placeres gastronómicos para reducir la ansiedad y porque te lo mereces.

– Aprovecha para dormir al menos ocho horas sobre todo los primeros días y disfruta de siestas de treinta minutos.

Con todos los asuntos laborales organizados, tómatelo en serio, y prepárate para disfrutar de unos días libres en algún lugar donde puedas relajarte y descansar.

Una vez finalizadas las vacaciones intenta tomarte con calma la vuelta a la rutina y, retomar el día a día de manera más relajada y lleno de energía tras esos días de descanso.

¡Felices vacaciones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente