negociar aumento de sueldo

Constancia en el trabajo, implicación y dedicación por la empresa son características que debes poseer antes de tomar la decisión de pedir un aumento de sueldo. Una vez que esté seguro de cumplir con lo anterior, necesitarás además seguir una serie de estrategias que desde CORVAN RH consideramos importantes para negociar y conseguir  el deseado aumento de sueldo:

–  Estudiar el contexto económico de la empresa: es importante ser conocedor de la situación económica por la que atraviesa la empresa y en el caso de que el resultado sea favorable es todavía más importante saber elegir bien el momento. Por ejemplo puede ser un buen momento antes de que se realicen las partidas presupuestarias de la empresa.

Saber a quien pedírselo: generalmente lo más lógico es pedírselo al jefe inmediato, aunque es cierto que a veces el jefe inmediato no tiene potestad suficiente en la empresa para conceder o declinar aumentos de sueldos. En cualquier caso nunca hay que saltarse este paso porque en definitiva es tu jefe inmediato el que dará una opinión favorable o desfavorable sobre tu desempeño profesional a la persona con la que tengas que negociar.

Se tú mismo en el momento de la entrevista: ello hará que te sientas seguro, y te ayudará a eliminar los miedos que siempre son nefastos para cualquier negociación.

Se muy concreto explicando lo que aportas a la empresa y también reconoce y muéstrate agradecido, en todo lo que ella  te haya podido proporcionar hasta este ese momento: la formación, la experiencia, pagos en especie, etc. Siempre debes dar la imagen de que compartes y estás integrado totalmente en la cultura de la empresa y en su proyecto.

–  Argumenta, a ser posible con documentación, como tu trabajo y tu dedicación supone un incremento de beneficios objetivos para la empresa. Siempre es conveniente que esta cantidad sea algo mayor a lo que estarías dispuesto a aceptar porque, como es lógico,   siempre te ofrecerán algo menos de lo que tú les pidas.

Mantén en todo momento durante la conversación un tono cordial y ajeno de amenazas o comentarios tipo: “Si no me aumenta el salario posiblemente tenga que empezar a buscar otras cosas”. Si haces esto te estarás cerrando puertas para futuras negociaciones.

Evita compartir con otros compañeros los aspectos relativos a la negociación de tu aumento de sueldo: es una cuestión personal y además, incluir personas ajenas a la misma solo puede llevar a desviar la conversación sobre lo que realmente te interesa.

– Si finalmente consigues el aumento de sueldo evita alardear sobre ello delante de tus compañeros, ya que solo conseguirás recelos entre los empleados y una falta de colaboración futura de los mismos, siempre necesaria, para el desarrollo eficaz de tu trabajo.

– Por último, considera el incremento salarial una muestra adicional de confianza que los responsables de la empresa tienen contigo y con tu trabajo, y por tanto no abuses de ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente