El Currículum Vitae es la carta de presentación por excelencia de uno mismo. Es lo primero que las empresas ven de un candidato. En Corvan Selección recibimos centenares de curriculums y sabemos lo que las empresas necesitan saber. Por eso queremos daros las claves para que vuestro CV atraviese la fase de almacenaje y pase a las manos del reclutador de personal.

El documento que resume la vida profesional debe ser claro y conciso, con buena redacción. Si la empresa no encuentra en un primer golpe de vista vuestra formación y experiencia laboral, lo desechará inmediatamente.

  1. Imprescindible estructurar bien la experiencia laboral. Una fórmula sería: fecha de duración, cargo desempeñado y compañía. A continuación se añade la formación profesional, siguiendo el mismo esquema: años de duración de los estudios secundarios obligatorios, del grado universitario, postgrado, curso de formación profesional, etc.
  2. El currículum debe ser coherente con el cargo demandado. De igual modo que las aptitudes y habilidades deben ser las necesarias para desempeñar esa tarea. No por querer rellenar el CV y que parezca más amplio es recomendable añadir habilidades que no tienen nada que ver para el puesto solicitado. En este caso, menos es más. Por lo tanto, es importante conectar las diferentes secciones del CV para facilitarle la lectura al reclutador y que el documento sea más comprensible.
  3. Un reclutador puede dedicar 20 segundos a cada CV. Así que, si queremos ser seleccionados debemos ofrecer una razón de peso. Poner toda la carne en el asador y vendernos como profesionales, perfectamente capacitados para el puesto demandado. De modo que podemos añadir un apartado en el que aparezcan bien marcados nuestros objetivos profesionales, ya que puede ser información interesante para el reclutador de personal.
  4. No es conveniente utilizar tecnicismos, porque el documento debe ser legible y entendible para cualquier lector. Esto significa no abusar de la jerga profesional, ofrecer un contexto adecuado y centrar los objetivos.
  5. Si la información de contacto es errónea estamos perdidos. Comprueba y vuelve a comprobar todas las veces que sea necesario, la información de contacto. No se admiten errores ortográficos en un proceso de selección ni correos electrónicos imposibles. Utiliza un e-mail con tu nombre y apellido, simple, sencillo, fácil de recordar porque eso también ayuda.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente