Crisis y educacion Corvan

En los momentos actuales con tanta movilización en el sector (subidas de tasas, horas de los profesores, interinos, barracones, etc.), la educación se convierte en un tema con muchos frentes abiertos. Hoy, desde Corvan, queremos compartir con vosotros la opinión de D. Narciso M. Lozano, expresada en un artículo titulado “Crisis: educación y futuro” y publicado en El periódico de Aragón.

El autor apunta a las que las consecuencias del golpe económico, que aprieta la vida de muchas personas, arrastrándolas en ocasiones hasta el suicidio, no debe impedirnos valorar y analizar los importantes cambios que estamos viviendo.

Narciso afirma que es base principal de nuestra sociedad tener en cuenta la formación de nuestros jóvenes y que, en consecuencia, la universidad debe ocupar el lugar privilegiado del saber.

Según el autor, el miedo a los cambios nos impide analizar la realidad de la educación, cuando el problema radica en el modelo educativo en el que formamos y socializamos a nuestros jóvenes. Narciso realiza un análisis de la educación y destaca algunos de los problemas actuales:

  • Seguimos con manuales educativos que buscan la gestión de la memoria, no del conocimiento.
  • Hay muchos docentes que no dominan todavía las nuevas tecnologías.
  • Falta asentar el proyecto educativo y aprender a gestionar el conocimiento aplicándolo a la vida, no a memorizarlo.
  • Los jóvenes obtienen un grado a pesar de no estar realmente adiestrados para el ejercicio de su profesión y, por ello, deben continuar realizando estudios prácticos para poder habilitarse, algo totalmente inadmisible.
  • Las carencias de los planes educativos, diseñados con diferentes intereses corporativos más que docentes, delimitan e infieren el futuro de nuestra juventud.
  • Las especialidades académicas vinculadas a la ciencia y el conocimiento tendrían que ser el núcleo de la universidad.
  • La docencia en titulaciones dirigidas al mundo empresarial y laboral deberían recaer principalmente en cuadros docentes conocedores y en ejercicio de la realidad diaria y practica del área de conocimiento a impartir, lejos de mundos teóricos.

El autor concluye su artículo diciendo que, probablemente el fin de la crisis no se encuentre en sanear bancos en quiebra o deshacer lo público en beneficio de obscuras razones privatizadoras, sino en recuperar los valores que nos han permitido llegar hasta aquí. Y poderlos trasladar a las próximas generaciones. Empezar con el reconocimiento de la importancia del ser humano, de su dignidad y derecho a la búsqueda de felicidad, de la importancia de una sociedad sobre los pilares de la fraternidad o solidaridad, la igualdad de oportunidades o reconocimiento del esfuerzo y de la Libertad como piedra angular de nuestra civilización.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente