¿Cuántas veces os hemos hablado de la importancia de la foto en un currículum? ¿Y de cómo vestir en una primera entrevista? Muchas, quizá hasta demasiadas. ¿Y si os dijéramos que en un futuro no muy lejano la apariencia física de un candidato ya no se va a tener en cuenta? Lejos de ser una quimera, el currículum anónimo será una realidad en poco tiempo.

En este currículum vitae se omitirá información que permita la discriminación, como es el caso del nombre, sexo, edad, foto o nacionalidad, y se destacarán los referentes a la formación, la cualificación y el perfil de la persona que solicita el puesto.

Para llegar a este punto, han hecho falta varios meses de trabajo que han llevado al gobierno y a 78 empresas a firmar un protocolo para la puesta en marcha de esta iniciativa. Lo que se pretende con el currículum anónimo es que en la primera criba la empresa valore el mérito y la capacidad del candidato sin dejarse guiar por otros aspectos más superficiales.

Tras la firma de este protocolo se abre un plazo de tres meses para elaborar un modelo base  -tomando  como referencia la experiencia de otras empresas que ya lo utilizan en España y modelos internacionales- que será aplicado por las empresas que voluntariamente así lo deseen.

El curriculum vitae anónimo suprime la mayoría de las referencias personales, como son nombre y apellidos, sexo, edad, fotografías, información sobre el centro en el que se han cursado estudios y universidad a la que se ha asistido, entre otras referencias. El fin último de ocultar estos detalles es que lo único que sea relevante a la hora de acceder al empleo sea la formación, la cualificación y el perfil del candidato o candidata que mejor se adapta a la función que tiene que desarrollar.

Otros países que ya lo han implantado son Reino Unido, Alemania o Suecia, que han puesto en marcha experiencias piloto, pero no han profundizado tanto en ellas como se pretende en nuestro país. Sí que lo ha hecho Francia donde  medio centenar de empresas se ha sumado a la iniciativa para recoger currículums anónimos  durante seis meses con el objetivo de luchar contra la discriminación. El proyecto responde a una ley aprobada por el Gobierno francés en 2006 que obligaba a las empresas de más de 50 trabajadores a recoger los currículums sin datos personales pero que nunca se ha hecho efectiva por falta de un reglamento concreto.

Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad han podido constatar a través de diversos estudios la existencia de sesgos discriminatorios por parte de los responsables de recursos humanos a la hora de seleccionar al personal. Se descartan con mayor frecuencia a mujeres o personas que tienen nombres con connotaciones extranjeras o cuyos rasgos faciales inducen al responsable de recursos humanos a pensar en un origen extranjero o edades consideradas no idóneas por la razón que fuere.

Acabar con estas barreras, sesgos y garantizar que los procesos de selección van a ser transparentes y no discriminatorios es la prioridad del Gobierno. En España, algunas empresas como Deutsche BankCaixabank o AXA ya lo aplican de forma recurrente en sus procesos de selección de personal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente