Si estás buscando trabajo, seguro que ya has hecho un listado de posibles empresas a las que enviar tu currículum, has fantaseado con el que podría ser tu sueldo o soñado con un horario que te deje un poco de tiempo para ti mismo. E incluso es posible que ni hayas pensado en todo lo anterior salvo, claro está, en repartir tu C.V. en las primeras empresas que se te han ocurrido. Tanto si te identificas con el primer caso como si lo haces con el segundo, te animamos a que te tomes un tiempo de reflexión antes de dar el siguiente paso, para que tu nuevo empleo sea lo más parecido posible a ese trabajo soñado. Por ello, queremos ayudarte a enfocar mejor tu búsqueda planteándote diez preguntas que creemos infalibles a la hora de definir las empresas en las que te deberías trabajar.

1. ¿Qué condiciones no son negociables a la hora de aceptar un trabajo?

Haz una lista de esos aspectos que no estás dispuesto a dejar de lado y mantente firme en tu convicción a la hora de buscar y aceptar un empleo. Por ejemplo, la flexibilidad de horarios, la posibilidad de conciliar vida laboral y familiar, valores de la empresa… Si determinada oferta no cumple con estos “innegociables” pasa a la siguiente.

2. ¿El puesto es coherente con las metas que me había planteado en el futuro?

En este caso, tanto si la respuesta es sí como si es no puede que debas a aceptar el trabajo. Tal vez tu carrera profesional no despegue porque el recorrido que te habías planteado no te está haciendo feliz… Pero, si realmente tienes muy claro hacia donde quieras enfocar tu carrera, tu próxima empresa sí o sí debe cumplir los requisitos para ser el siguiente paso en el camino que te habías marcado.

3. ¿El sueldo cumple con mis aspiraciones y necesidades?

Si tu sueldo ayuda a que estés feliz, te sentirás valorado tú y tu trabajo. Pero, aunque es importantísimo, el dinero no lo es todo. Puede que en determinada empresa el sueldo monetario sea más bajo pero el emocional compense con creces: prestaciones sociales, coche, flexibilidad laboral… Y también es posible que te compense renunciar a un poco de dinero si la labor que desarrollarás te encanta y te hará sentir plenamente realizado. Eso sí, haz números porque llegar a fin de mes también es importante.

4. ¿Qué “extras” son importantes para ti?

Al hilo de la pregunta anterior, si para ti el salario no lo es todo, deberías valorar si te ofrecen, por ejemplo, coche, teléfono móvil o seguro médico o si las instalaciones cuentan con gimnasio o guardería.

5. ¿Tengo oportunidades de crecimiento laboral?

Deberías averiguar si esa empresa te dará la posibilidad de promocionarte e ir ascendiendo y de qué requisitos valorarán para medir tus éxitos laborales. Si para ti crecer profesionalmente es importante y crees que aceptando el trabajo tocarás techo, no hipoteques tu futuro por la seguridad del presente.

6. ¿La cultura social y corporativa de la empresa se alinea con mis principios?

Estar a gusto en tu empresa y contigo mismo es fundamental tanto para tu felicidad como para tu éxito profesional. Por ello, es fundamental que averigües si los valores, la cultura corporativa o las creencias de esa compañía son coherentes con las tuyas. Por ejemplo: si valoras la protección del medio ambiente, el comercio justo o los derechos sociales, busca información sobre la relación que tiene la empresa con estas causas.

7. ¿El ambiente de la empresa es mi ambiente laboral ideal?

Si eres un trabajador al que le gusta relacionarse, trabajar en equipo e incluso cambiar constantemente de compañeros tal vez tu empresa ideal sea una gran compañía con una plantilla numerosa. Pero si tus gustos se dirigen justamente a lo contrario, deberías buscar una empresa que te permita trabajar en solitario e incluso hacerlo desde casa.

8. ¿Qué repercusiones tendrá en mi familia?

¿Tienes hijos, pareja, vives con tus padres? Sea cuál sea tu caso, debes reflexionar sobre cómo afectará tu nuevo empleo a su vida, si alterará tu rutina y si tendrá repercusiones negativas en tu vida familiar. Si sabes hasta dónde podría llegaría tu nivel de compromiso con la empresa, preservando el bienestar de los tuyos, podrás acotar mucho mejor las empresas en las que podrías trabajar.

9. ¿Mis jefes serán aliados de mi éxito profesional?

Seguro que, después de la entrevista de trabajo, tienes muchas pistas sobre cómo serán tus jefes, si te apoyarán, motivarán y animarán a trabajar cada vez mejor para que tu carrera profesional avance. Nuestro consejo en este punto es que te dejes guiar por la intuición.

10. ¿Mis perfiles en redes y mi currículum están actualizados?

La respuesta a esta pregunta puede parecer obvia pero te aconsejamos que prestes especial atención a que tu CV esté vivo y permanentemente actualizado con toda tu experiencia profesional y la formación que vayas adquiriendo. Del mismo modo tus redes deben estar al día y absolutamente optimizadas, especialmente LinkedIn.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente