Corvan vuelta al trabajo RH

Entre gestionar convenientemente el conflicto, extender un clima de convivencia en el trabajo y llegar a extremos contraproducentes hay importantes diferencias. Pero a veces son menores de las que pensamos. En Corvan RH tenemos una opinión al respecto cuando hablamos de las necesarias buenas relaciones que debe haber en un entorno laboral, por tanto,  es recomendable demasiado buen rollo en el trabajo?

Si en tu empresa nadie discute y todo es camaradería, quizás deberías extremar tus alertas. Según los expertos en conducta laboral, un entorno laboral excesivamente “buenista” puede resultar hipócrita e ineficaz. Según Armando Rotea, CEO en Corvan RH, “en esta cuestión del exceso de buen rollo en el entorno de trabajo no existe la verdad absoluta. Debemos analizar el tipo de estructura de la compañía y el nivel del equipo, así como el estilo de liderazgo”. Rotea está de acuerdo, en cualquier caso, con que los extremos son contraproducentes y que, efectivamente “No debemos confundir buen clima laboral con que la empresa sea un club social”.

En una empresa son más o menos habituales los conflictos tanto en la estructura básica como en los ámbitos de decisión. Las relaciones humanas, el estrés, la competencia, las puntas de actividad, pueden generar esas situaciones conocidas por todos que enrarecen el estado de ánimo de la organización. Para Armando Rotea “ en la gestión de conflictos, mi experiencia es que no significa que deje de haber buen rollo si el debate es con ánimo de construir una mejor toma de decisiones. He estado en consejos en lo que el “buen rollo” condujo  a la autocomplacencia, la no toma de decisiones y la muerte de la compañía por inacción”.

El socio-director de Corvan RH añade, a modo de ejemplo, un razonamiento a la hora de valorar y hacer balance sobre las dinámicas internas en una organización. “Nos sorprendería saber que al analizar la fuente de valor de una empresa, el valor del activo tangible (en el balance) comparado con el del activo intangible (no aparece en balance) es claramente inferior en el caso del primero en comparación con el segundo. Así  pues y a modo de conclusión, buen rollo sí pero sin perder el foco en el objetivo definido por la empresa”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente