La revista digital de economía y negocios Business Insider recogía en su página la que se convirtió, probablemente, en la carta de presentación más leída del mundo. La misiva, dirigida a un director de RR.HH. de Wall Street, decía así “No perderé el tiempo inflando mis credenciales, ni exagerando mis titulaciones, ni convenciéndole de que mi experiencia y mis aptitudes se ajustan al perfil que se pide para trabajar en la banca de inversión. La verdad es que no poseo ninguna habilidad destacable ni un don especial para ello, pero tengo una buena nota media y trabajaré duro”.

Detrás de esta carta hay una historia personal, hay alguien que busca diferenciarse de los demás. Y si no puede conseguirlo a través de su currículum, trata de hacerlo con una carta de presentación osada y arriesgada. Toda una declaración de intenciones.

Como candidato, no debes olvidar que sólo tienes una oportunidad para causar una primera buena impresión. Por eso, contar con una buena carta de presentación es vital, ya es la ocasión ideal para distinguirte de la competencia y llamar la atención, dándole al reclutador la oportunidad de conocer más de ti, como persona y no sólo como profesional.

Sabemos que vas a cuidar la ortografía y la gramática pero queremos que sepas que debes adaptar la carta a cada uno de los empleos a los que aplicas. No es bueno tener una carta tipo para todos y, mucho menos, tener una carta modelo o plantilla de las muchas que circulan por la red.

Sin llegar al extremo de aconsejarte que contrates a un experto en redacción de este tipo de documentos, si queremos decirte los aspectos que debes contemplar a la hora de escribir tu mejor carta de presentación:

  1. No emplees un formato estándar o una plantilla, personalízala al máximo.
  2. Estudiante la empresa y que se note en la carta.
  3. Recoge de forma clara y precisa tus puntos fuertes, tus habilidades. Se honesto en ello, ya que durante la entrevista ahondarán en esta cuestión y te pedirán ejemplos.
  4. Busca un elemento original, algo que haga que el reclutador te recuerde. Cuenta una anécdota, emplea un símil. En definitiva, un elemento distintivo que se asocie a tu historia personal.
  5. Transmite ganas, entusiasmo e ilusión.

En definitiva, demuéstrale a la persona que tiene tu carta en sus manos que, como mínimo, merece la pena conocerte en persona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente