ETT

Las Empresas de Trabajo Temporal tienen una larga trayectoria de servicio a las empresas. Ya existían en el siglo, aunque fue en la década de los 50 y 60 del siglo XX cuando las empresas comenzaron a hacer un uso frecuente de las ETT. Las Empresas de Trabajo Temporal, a diferencia de otras modalidades de empresas de contratación, contratan directamente a los trabajadores y posteriormente los ceden a la Empresa Usuaria delegando en ellas la dirección y control del trabajo a desarrollar.

En este vídeo de ASEMPLEO se explican las características que convierten a una ETT en una puerta de entrada al mercado laboral.

En el trabajo temporal se produce siempre una triple relación: aquella que se produce entre la ETT y el trabajador (relación laboral); la que se establece entre la ETT y la Empresa Usuaria (relación mercantil) y la existente entre la Empresa Usuaria y el propio trabajador, que es una relación funcional.

El amplio conocimiento que una ETT tiene del mercado, le permite encontrar fácilmente un candidato adecuado a cada trabajo, poniendo a disposición de la Empresa Usuaria al trabajador cuyo perfil se corresponda con las necesidades de la misma. Por eso las ETT son una puerta de entrada al mercado laboral. Un dato que se destaca en el vídeo: el 30% de trabajadores de ETT acaban consiguiendo un contrato indefinido en las empresas usuarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente