¿Te pasas el día sentado en tu mesa de trabajo, delante de tu ordenador y con suerte, te levantas para comer? Si te ves reflejado en esta pregunta y te justificas pensando que es un mal de esta era tecnológica, no te vamos a quitar la razón, pero sí queremos advertirte de que o cambias tu rutina o te puede traer graves consecuencias. 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sedentarismo es el tercer factor de riesgo de muerte en todo el mundo, sólo por detrás de la hipertensión arterial y el tabaquismo. Más de tres millones de personas mueren anualmente por la falta de actividad física y las personas sedentarias tienen entre un 20 y 30% más de probabilidades de morir a edad temprana. De hecho, la OMS asegura que el sedentarismo está detrás del 25% de los cánceres de mama y del 30% de las cardiopatías isquémicas, es decir, de la angina de pecho y el infarto agudo de miocardio. Podríamos seguir narrando muchas y más dramáticas consecuencias de la falta de ejercicio pero seguro que ya te hemos dado razones más que sobradas para que te plantees un cambio de hábitos. 
Nuestro primer conejo es que sigas las recomendaciones de la OMS y realices un mínimo de 150 minutos de ejercicio físico moderado a la semana. Pero, si no sabes de dónde sacar el tiempo, al menos pon en práctica algunas de nuestras recomendaciones para combatir el sedentarismo laboral. No olvides que los riesgos de los que alerta la OMS se ven seriamente incrementados en personas que acumulan más de siete horas diarias de trabajo sedentario y más aún si permanecen más de treinta minutos sentados sin levantarse.
Pautas para combatir el sedentarismo laboral
  • Intenta desplazarte a tu lugar de trabajo caminando y si no es posible, aparca el coche cuanto más lejos o baja una o dos paradas antes del autobús o del metro. 15 minutos a la ida y otros 15 a la vuelta no suponen un gran sacrificio de sueño o de tiempo para tu familia y te pueden salvar la vida.
  • Levántate como mínimo cada hora de tu mesa y camina un poco.
  • Aprovecha los descansos para caminar. Si tienes que desplazarte dentro o fuera de tu oficina, aprovecha los tiempos de espera para estirar las piernas, mantente en pie el máximo tiempo posible y no olvides de hidratarte.
  • Usa siempre las escaleras en lugar del ascensor, tanto en tu casa como en el centro de trabajo. Puede que los primeros días te cueste un poco pero los beneficios de esta práctica compensarán con creces tu sacrifico.
  • Realiza estiramientos antes, después y durante tu horario laboral. Estirar brazos y piernas cada cierto tiempo activará tu circulación, paliando las consecuencias negativas de tu larga jornada laboral.
  • La postura es fundamental. Mantén una correcta postura, con la espalda recta, los hombros atrás y los dos pies apoyados en el suelo con las rodillas al mismo nivel, en caso de estar de pie, y con idéntica postura pero con las rodillas ligeramente por encima de la cadera, en caso de estar sentado.
  • Atento a tu nutrición. Tanto si comes en la oficina como si lo haces fuera es fundamental que evites las comidas pesadas, altas en calorías y grasas, ya que estas unidas al sedentarismo son las mejores aliadas del colesterol, la hipertensión y la obesidad.
Si sigues estos consejos no solo tu salud se verá beneficiada, también tu rendimiento, tu línea y tu estado de ánimo. Recuerda que el ejercicio, incluso en pequeñas dosis, libera endorfinas (la llamada hormona de la felicidad). Por tanto, si quieres ser más feliz dentro y fuera del trabajo, levántate de tu mesa y al menos, anda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente