Horario laboral.En Corvan RH ETT  hay un debate que nos interesa. Es aquél que en el que se dilucida si se debe premiar el tiempo que le dedicamos a nuestro trabajo o si es mejor hablar en términos de calidad. Respecto al horario laboral, España es uno de los países donde más horas pasamos en nuestro puesto de trabajo. Sin embargo, y esta es la clave, eso no se traduce en una mayor productividad. Realmente en esta estadística  estamos a la cola de los países europeos. 

Según Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), el presentismo está muy arraigado en la cultura española, y es hora de ir cambiando por la cultura de la eficiencia. En ese sentido en Corvan apostamos por lo que se entiende hoy en día por “horario racional”. Realmente no existe un cálculo global del impacto que tendría sobre nuestra economía la aplicación de horarios racionales. Hasta ahora no se hecho, pero Buqueras echa mano de una compañía del Ibex, Iberdrola, que dio un paso al frente en 2007 incorporando horarios racionales. “Han pasado siete años y la empresa dice que están mejorando la productividad, reduciendo gastos y, además, los empleados están más satisfechos”. Con esta medida Iberdrola ha reducido sus índices de absentismo y de siniestralidad, que se ha reducido cerca de un 60% en los últimos cinco años.

Pero ¿y las pymes? Las grandes empresas ya se han dado cuenta de las ventajas de racionalizar las horas que dedicamos al trabajo. Pero las pequeñas y medianas se han puesto a ello. En ese sentido podemos citar a Ángel Largo, socio director de Solutio, un grupo de empresas dedicadas a la prestación de servicios en tecnología, consultoría y recursos humanos, que apunta que siempre ha considerado que las personas son fundamentales para el éxito de una compañía. “La clave para la obtención de mejores resultados es que las personas puedan desarrollar su trabajo en un entorno que permita tener el mayor número de facilidades posibles”

El presidente de Arhoe considera que los perjudicados por estos horarios irracionales somos todos, pero fundamentalmente las mujeres y los niños. ”Aunque hay centenares de empresas pequeñas, medianas y grandes que han abierto los ojos, queda mucho camino que recorrer para interiorizar que la conciliación y la igualdad son rentables”, concluye.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente