RSC ETT Valencia Corvan

Hoy, desde Corvan, os hablamos de la responsabilidad social corporativa (RSC), un concepto clave de una nueva cultura empresarial, que apuesta por un modelo de gestión más trasparente y más sensible a los problemas sociales actuales. 

Para entender mejor el concepto de RSC nos hacemos eco de la definición concisa y sencilla que propone la Comisión Europea: “integración voluntaria, por parte de las empresas, de objetivos sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con el resto de actores implicados”.

La aplicación de la responsabilidad social en una empresa puede producir múltiples beneficios, tanto en el ámbito interno de la organización como en su proyección exterior.

Uno de los principales agentes a los que se dirigen las políticas de RSC es el colectivo de los empleados de la empresa. El objetivo sería mejorar sus condiciones de trabajo y potenciar su desarrollo profesional y bienestar personal a través de diferentes iniciativas. El fortalecimiento de la motivación de los empleados contribuirá a un mayor éxito de la compañía. Sentirán la organización como propia y estarán satisfechos de formar parte de un equipo con un buen clima de trabajo.

En el plano interno de la empresa, la RSC implica atender a los clientes ofreciendo productos de calidad, pagar precios justos a los proveedores o hacer un uso adecuado del capital de los accionistas. Las iniciativas de RSC que traspasan la dimensión interna de la empresa son una herramienta ideal para crear una imagen positiva de la organización en la sociedad. Se pueden poner en marcha proyectos culturales o políticas que contribuyan a crear bienestar social y que repercutirán sustancialmente en la reputación de la compañía.

En la actualidad, un aspecto que está muy presente en las políticas de RSC es la sostenibilidad. Las malas prácticas empresariales han causado muchos problemas medioambientales, por lo que se espera de las organizaciones la adopción de medidas que respeten el entorno para remediar los errores del pasado. Aunque en un principio la implantación de políticas de sostenibilidad puedan suponer gastos importantes para la empresa, a largo plazo resultan beneficiosas, ya que implican ahorro de energía y un control más eficiente de los recursos. Y de nuevo mejoraremos la relación con nuestros clientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente