Corvan vuelta al trabajo RH

Se acaban las vacaciones. Volvemos a casa, al trabajo, llenos de energía, buen humor, muy positivos y con la mente muy despejada. Durante los primeros días, ¿no tenéis la sensación de estar como en una nube? Hay personas a las que esto no les pasa. Es lo que se llama el síndrome postvacacional y el principal causante suele ser el cambio de horarios y la modificación de las horas de sueño. 

Los días de ocio dan paso a largas jornadas laborales, a asumir responsabilidades, a cumplir plazos…No te desesperes, si sigues unas pequeñas pautas que te damos desde Corvan, la vuelta será menos dura:

  1. Date un último gustazo
    Se acerca la hora de volver. No te lo tomes a mal. Para que te quede un buen sabor de boca, date ese último placer: puede ser desde un paseo por la playa, un mojito o una mariscada, cualquier cosa que te haga sentir bien.
  2. Vuelve al menos un día antes
    Si has estado unos cuantos días fuera, volver a casa un día antes de comenzar con tu rutina diaria te permitirá organizar un poco tu vuelta, así como planificar la semana. Será menos estresante que encontrarte todo de sopetón.
  3. Intenta no incorporarte un lunes
    La sensación de depresión puede ser mayor. Una buena idea es hacer la vuelta un día diferente de la semana. Así el impacto psicológico que puede provocar la vuelta a la oficina será menor.
  4. Mantén una actitud positiva
    Te ayudará a enfrentarte mejor al estrés y las tensiones. Piensa que vuelves con las pilas cargadas. Acepta la realidad, acepta el hecho de que ya has tenido tu tiempo para descansar, desconectar y pasarlo bien y de que ahora toca trabajar. Piensa en que hay muchas personas que no tienen la suerte de tener un puesto de trabajo esperándoles a la vuelta de las vacaciones. Sonríe 🙂
  5. Prioriza las tareas
    No intentes hacer todo a la vez. Párate a organizar todo lo que tienes que hacer, dale prioridad a lo más importante y ve haciéndolo poco a poco. No intentes leer todos los mails de golpe, échales un vistazo rápido para ver cuáles pueden ser los más urgentes. Verás que, poco a poco, irás recuperando el ritmo de trabajo.
  6. Márcate nuevos objetivos
    Si a la vuelta sólo estás pensando en lo mucho que te queda para volver a coger vacaciones, caerás en depresión. Piensa en lo que vas a hacer el siguiente fin de semana o incluso las próximas vacaciones, pero no pienses en el tiempo que queda.
  7. Aprovecha las horas
    El día tiene 24 horas, ten claro que tu trabajo no te ocupa todo el día, así que cuando termines la jornada laboral dedica el resto del día a practicar actividades que te gusten o a pasar tiempo con tus amigos o familia, sobre todo los primeros días tras la vuelta.
  8. No te lleves trabajo a casa
    Si desde el primer momento además de estar “a tope” en la oficina te llevas trabajo a casa, te agobiará mucho. Tómate esos primeros días con más calma.
  9. Mira el lado positivo
    Si la vuelta se te está haciendo realmente dura, piensa en que tal vez si no hubieras tenido ese trabajo, no hubieras podido disfrutar de esas magníficas vacaciones y que además, te permitirá disfrutar de las siguientes.

Desde Corvan os deseamos una feliz vuelta al curro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente