Si en los últimos años los millennials o generación Y han sido el “trending topic” por su manera revolucionaria de ver la vida, el trabajo o las relaciones personales y laborales, ahora llegan a nuestras vidas, a nuestras casas y a nuestras empresas los centennials. También llamados la generación Z, prometen diferenciarse de todo lo establecido hasta el momento y vienen pisando fuerte.

Para llegar a entenderlos, lo primero que debemos conocer son sus principales características. Son cien por cien nativos digitales. Han nacido con Internet y son muy intuitivos con las nuevas tecnologías. Son extremadamente prácticos. Les interesa mucho más la seguridad de un salario que a los millennials. Son competitivos por naturaleza. Prefieren ser juzgados por sus propios méritos que en conjunto. Sin lugar y sin horarios. El trabajo no se ciñe a la oficina, cualquier momento y lugar puede ser ideal para conectarse y trabajar. Son muy creativos llevan lo de ser emprendedores en la sangre y son altamente proactivos. El multitasking es para ellos como respirar: ordenador, móvil, tablet, libros, app..lo tienen y lo utilizan todo y a la vez. Siempre quieren más se reinventan aprovechando todo como una oportunidad para aprender. Reniegan de la educación tradicional ya que prefieren opciones más prácticas, rápidas y trasladadas a la vida real. Ellos primero. Huyen de esquemas laborales rígidos que no les den prioridad a sus necesidades personales. Work Hard, play hard. No les asusta el trabajo duro pero esperan una recompensa por ello.

Teniendo en cuenta todo esto, así como las habilidades tecnológicas, hasta ahora desconocidas, que manejan, gestionar esta fuerza de trabaja se convierte en todo un reto para las empresas que deberán adaptarse para acoger a estos nuevos profesionales. Para facilitar esta tarea a sus futuros jefes y directivos, la compañía tecnológica de formación B-Talent ha realizado un estudio en el que se destacan las seis premisas imprescindibles que se deben tener en cuenta a la hora de dirigir a los centennials:

  • Gestión de la diversidad. Según los expertos, el éxito de un equipo de trabajo dependerá directamente de la habilidad de su líder de satisfacer las motivaciones, expectativas y necesidades de cada uno de sus miembros. Es decir, de su correcta gestión y de su capacidad para crear un equipo de trabajo competitivo y cohesionado.
  • Compromiso y delegación. La crisis económica en la que han crecido ha hecho que los centennials estén habituados a vivir en un entorno económico inestable, lo cual les ha obligado a madurar rápidamente, manteniendo un alto grado de autonomía a la hora de realizar sus tareas. Por ello, las empresas deberán mantenerlos motivados a través de la delegación efectiva de tareas por parte de los gerentes y directores de equipo.
  • Teambuilding. Precisamente esa autonomía puede convertirlos en unos trabajadores muy individualistas. Por ello, B-Talent aconseja fomentar la cooperación a través del teambuilding, que permite conocer las potencialidades de cada miembro y aprender a establecer sinergias para fortalecer las relaciones y lograr una identidad de equipo.
  • Mentoring. De sus beneficios, los expertos destacan la posibilidad de fomentar un buen clima laboral impulsar la colaboración y de compartir competencias y conocimientos básicos para otras generaciones de trabajadores.
  • Liderazgo inclusivo. B-Talent destaca que es importante saber dirigir al equipo, aprovechando sus diferencias culturales, de género o generacionales, creando un entorno inclusivo en el que los colaboradores se sientan participes y seguros para desarrollar su potencial.
  • Motivación. En el caso de la generación Z, los expertos recomiendan identificar las necesidades de cada uno de los miembros, valorar y reconocer su trabajo y logros diarios y fomentar su participación en el equipo.

Ya sabemos un poco más de cómo dirigirlos pero tal vez nos hemos saltado un paso previo: ¿Qué debemos tener en cuenta al contratar a un centennial?

Si piensas incorporar un miembro de la generación Z a tu empresa es importante que recuerdes que valoran mucho la seguridad, la flexibilidad en sus horarios y el reconocimiento a su trabajo. Que son empleados dispuestos a todo, siempre preparados para enfrentarse a nuevos retos y que hacen de cada uno de ellos una oportunidad para aprender. Que la mejor manera de motivarlos es dándoles espacios de trabajo diferentes, totalmente digital y multidispositivo o incluso distintas tareas que los estimulen a sacar el máximo provecho de su capacidad de multitasking. Y que la mejor manera de llegar a ellos es su lado lúdico social, inclusivo y colaborativo.

Sin duda contratar un centennial es todo un reto pero sin duda valdrá la pena asumirlo, pues lo que sí es seguro es que aportará a tu equipo innovación, productividad y muchas, muchas ganas de trabajar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente