home_rrhh

Innovar en la gestión de los RRHH y apostar por políticas que motiven y comprometan a los profesionales son los principales retos de las áreas de Recursos Humanos de las empresas según el estudio“ Odisea 2017, Gestionando personas en tiempos de cambio”, elaborado por People Excellence en colaboración con APD.

Santiago de Miguel, CEO de People Excellence, presentaba recientemente las conclusiones de este estudio en las Jornadas de Estudio del GREF (Grupo de Responsables de Formación y Desarrollo de Entidades Financieras y Aseguradoras). En su opinión, “la involucración de los profesionales con la empresa ha ido disminuyendo paulatinamente en los últimos años, por lo que es necesario potenciar el compromiso y la vinculación de los profesionales de RRHH con la estrategia y los objetivos de la organización”.

Reducir jerarquía, liderazgos más empáticos

Como asegura De Miguel, “los modelos de liderazgo existentes hasta ahora no pueden seguir el ritmo de las reglas de mercado actual”. Esto obliga a las organizaciones a encontrar modelos de liderazgo más flexibles y ágiles, basados en una menor jerarquía y orientados a la creación de entornos colaborativos y participativos. Es necesario, por tanto, dar paso a líderes capaces de operar en la nueva realidad global y de adaptarse a entornos más complejos e inciertos.

Talento y vinculación entre productividad y trabajo

Todo indica que serán prioritarios también, según este estudio, la vinculación entre desempeño laboral y productividad, y la conexión y vinculación del talento. “La atracción y la retención del talento ya no valen. Las nuevas claves de la gestión del talento, pasan por conectar a las personas con la organización, transformar el talento en conocimientos y capacidades clave, y mover a las personas dentro de la organización para hacer aflorar el talento en áreas estratégicas.

De esta forma, los esfuerzos han de centrarse en políticas orientadas a identificar y formar el mejor talento, haciendo partícipes de ello a los empleados y contribuyendo de forma alineada a las necesidades del negocio”.

Para ello, la conciliación entre vida familiar y profesional, la formación especializada o a medida y la promoción interna, serían las medidas más efectivas. Los encuestados en este estudio destacan asimismo la importancia de fomentar en las empresas hábitos culturales ligados a la productividad y eficacia, con medidas como la flexibilización de la jornada laboral o la retribución variable.

RRHH no puede ser “un departamento más”: ha de ser parte estratégica del negocio

Por otra parte, según este informe, en los últimos años las Direcciones de RRHH han sabido reorientarse hacia un rol de partner estratégico del negocio, enfocado entre otros, a desarrollar el talento, potenciar los valores corporativos o favorecer la gestión del cambio organizativo. En opinión del CEO de People Excellence, las Direcciones de RRHH tienen que ser percibidas como “una parte fundamental del negocio”, y no como un grupo de profesionales que “da soporte” al negocio. La supervivencia de los RRHH como ámbito pasa por tanto por su capacidad de reinventarse y ser capaz de identificar e impulsar estrategias y políticas, totalmente alineadas al negocio de las organizaciones. Entre las competencias básicas que ha de jugar la función de RRHH desde un posicionamiento estratégico destacan: ser promotor del cambio; innovador en prácticas y procesos; experto conocedor del negocio o potenciador de capacidades.
Fuente APD

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente