marca personalMarca personal, personal branding… son términos habituales en cualquier búsqueda de información en Internet sobre empleo.  En realidad no es más que la utilización de técnicas de márketing en el ámbito personal con fines profesionales. Los reclutadores recurren a las búsquedas en Google y el seguimiento en redes sociales y blogs para encontrar talento y candidatos.

La idea de los teóricos de la marca personal es que el profesional debe considerarse a sí mismo como una marca comercial. A partir de ahí, debe definir los valores de esa marca, establecer acciones para  transmitirlos, mejorarlos, potenciarlos… igual que hacen las empresas. No se trata de vender humo o mostrar algo que no existe. Se trata de conseguir que las fortalezas  personales y profesionales brillen por si solas y que refuercen la imagen que los otros peciben.

En el desarrollo profesional y laboral, especialmente en la búsqueda de empleo, esa percepción es  muy importante a la hora de lograr objetivos. El objetivo más importante, evidentemente, es conseguir ser contratado y para ello no basta con ser bueno: hay que hacerlo saber. Para ello, las redes sociales, el entorno digital actúa como un amplificador. Para lo bueno y para lo malo.

Con cada acción, comentario, mención que alguien hace sobre nosotros se construye la marca personal. Los beneficios de esta interacción son muchos y aquí van unos consejos para empezar a recogerlos.

Conocerse: Fácil y difícil a la vez. Una buena idea es pasar por un análisis DAFO para identificar Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Valores: Definirlos, transmitirlos y ponerlos en práctica para que nos identifiquen.

Objetivos: Claros y realistas, concretos y medibles.

Un nombre: El que te identifique o el que te distinga. Una palabra, nombre de pila y apellidos, incluso un logotipo, porque ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras.

Tono: Establecer el estilo de comunicación que vamos a utilizar en el mundo 2.0 es fundamental. Debe ser siempre igual, constante, y coherente con la imagen que queremos dar.

Todas las redes: Selecciona y desarrolla los canales y soportes en los que compartir tu marca: blog, redes sociales, inscripción en portales de empleo… sin olvidar el cara a cara. Aunque la marca personal es un concepto arraigado al entorno online, no debemos olvidar nuestra condición social, nuestra vida offline.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente