Que en plena era digital vengamos a hablarte de un método para aumentar tu productividad personal y laboral que sólo necesita de papel y boli puede sonar a broma, pero no lo es. El Método Strikethru es un sencillo sistema analógico de organizar tareas para ser más productivos que puedes poner en marcha sin necesidad de tener un dispositivo móvil, estar conectado a la red o bajarte una complicada aplicación.

Para poner en marcha este método debes disponer de un cuaderno ligero, de un tamaño que te permita llevarlo contigo a diario y, si es posible, con un bolígrafo o lápiz integrado a él para asegurarnos que podremos escribir siempre que lo necesitemos. Una vez dispongas de este cuaderno, numera sus hojas y ¡ponte a trabajar en él!

Divide tu cuaderno en tres partes que contendrán las secciones: live list o lista activa, drump o vaciado y vault o bóveda de proyectos. ¿Lo tienes? Perfecto, entonces vamos a ver dónde ubicarlas en tu cuaderno  y qué debes anotar en ellas.

DUMP.

Esta sección debe ocupar las últimas 20730 páginas de nuestro cuaderno y funcionará como  una especie de cajón desastre en el que escribirás cualquier idea, tarea pendiente, planes de futuro, notas o reflexiones que se te pase por la mente.

LIVE LIST.

El cerebro de nuestra productividad, ubicado en las 100 primeras páginas de nuestro cuaderno está destinado a organizar todo lo que debemos hacer en un día concreto o en una fecha sin determinar pero dentro del trimestre para el cual sirve nuestro cuaderno.

En cada una de estas cien páginas dibujaremos nueve círculos, en fila hacia abajo, alineados a la izquierda de la página y los numeraremos del 1 al 9.

Cada uno de estos círculos representará las nueve tareas principales (como máximo) que deberemos llevar a cabo ese día. En el otro extremo de la página, dibujaremos otros nueve círculos que representarán la prioridad que tiene cada tarea, asignando a cada tarea el 1 si es alta, 2 si es media o 3 si es baja.

VAULT.

Este apartado ocupa las páginas libres entre la primera y la última sección y en el debemos crear listas de todo tipo de proyectos concretos: compras, viajes, aspectos deportivos, alimentación, proyectos de trabajo, proyectos en casa, cuestiones personales que queramos abordar, etc. Estas listas nacen de todo lo que hemos apuntado en el dump pero están organizadas temáticamente por áreas y las distinguimos utilizando etiquetas.

Para una versión avanzada, reserva unas páginas de tu cuaderno para incluir un CALENDARIO del mes en curso al inicio de la live list de cada mes dejando espacio suficiente para apuntar las tareas del mes como las de la semana.

Una vez que tengamos tu cuaderno listo llega el momento de sacarle el mayor rendimiento posible. Revista las secciones de Dump y Vault y ve trasladando tareas a la Live list. Para que el sistema funcione, deberemos revisar su estructura con regularidad pero sin dedicar más de cinco minutos al día, lo suficiente para ver cómo evoluciona nuestra Live list.  Cada dos semanas o como mínimo una vez al mes, revisa el resto de secciones para comprobar avanza el resto de tus proyectos y hacer correcciones de cara a las siguientes semanas de trabajo.

Si te ha gustado el método pega un vistazo a la web de su creador Chris Kyle y aprende más sobre este sencillo, eficaz y económico método de organización y productividad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente