Preguntas-trampa-corvanrh

Una entrevista, es el último escalón del proceso de la búsqueda laboral, la cual determinará tu incorporación a la empresa, por ello es esencial una previa preparación. El tener un curriculum, una formación o una experiencia excelente te ayudaran a llegar a la entrevista, pero la buena realización de ésta es el punto esencial.

El currículum es la carta de presentación de uno mismo, por lo que en la entrevista debemos defenderla y demostrar que aquella formación y experiencia que refleja es verdadera, potenciando nuestras aptitudes y preparando la forma de defender nuestros puntos débiles. No obstante, debe de haber un balance entre nuestras expectativas y las del puesto a desempeñar. Todo esto debemos de hacerlo transmitiendo seguridad  y confianza con nuestra palabra y en congruencia con nuestro lenguaje no verbal.

Frecuentemente, las preguntas que suelen incurrir a bloqueos para su respuesta son las que hacen referencias a aspectos personales, a características y aptitudes propias. Aquellas preguntas que a priori parecen tan sencillas son las que nos hacen dudar.  Es posible que se deba al hecho de que no sabemos si la percepción que tenemos de nosotros mismos es la real, o la que se adecúa al puesto en cuestión.

Algunas de las preguntas trampa más frecuentes, que requieren una mayor preparación pueden ser:

“Definete a ti mismo”, “nombre tres características tuyas positivas y otras negativas”, “cómo te describirían tus amistades y familiares”…

Preguntas de este tipo sirven para evaluar la forma de expresión, comunicación y pensamiento. Debemos realzar alguna característica significante de nosotros mismos.

¿Qué información tienes acerca de nuestra empresa?

Es muy importante indagar muy bien sobre la empresa dónde queremos incorporarnos, y saber acerca de algunas empresas de la competencia.

¿Qué podrías aportar a nuestra empresa?  

Debes conocer las demandas del puesto de trabajo y destacar aquellas cualidades propias que se asemejen con dichas, sin incurrir en la arrogancia.

Puedes mencionar una habilidad técnica, directiva y/o un éxito personal ejemplar.

¿Por qué dejaste tu último trabajo?

Nunca debes hablar mal de tu anterior empresa, independientemente de lo que haya sucedido. En el caso de que haya sido un despido, no importa exponerlo.

¿Cómo te ves dentro de cinco años?

Hay que tener en cuenta la permanencia que se demanda en el puesto, ya que si el contrato es para tiempo indefinido, no puedes decir que te ves en poco tiempo con un negocio propio.

¿Cuál ha sido uno de tus logros laborales?

Comentar la gran presión, responsabilidad y las cargas de la empresa, y todo el proceso propio en la resolución de los diversos problemas con éxito detalladamente.

Estas serían un ejemplo de preguntas a las cuales les podríamos llamar trampa en una entrevista, pero la respuesta de todas ellas variará dependiendo de la empresa y del puesto a desarrollar. Por esto, cabe volver a destacar la gran importancia de conocer acerca de la empresa, su dinámica y lo que puedan esperar, es decir, el perfil adecuado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente