armando-rotea

La segunda sesión de Qui pot ser empresari?, curso de la Cátedra de Cultura Empresarial de la Universidad de Valencia dirigido a jóvenes interesados en el emprendimiento empresarial, ha contado con la presencia de Armando Rotea, CEO y fundador de Corvan RH, que ha trasladado a los alumnos sus conocimientos en el área de la gestión de recursos humanos fruto de la experiencia acumulada a lo largo de su vida profesional.

Tras su paso por diversas organizaciones del sector de empresas de trabajo temporal y consultoría de recursos humanos, Rotea decidió en 2006 fundar, junto a Carlos López, Corvan RH, empresa dedicada a aportar soluciones en RRHH a sus clientes, líder en Valencia en la actualidad.

El CEO de Corvan explicó a los alumnos la filosofía de trabajo que impera en esta empresa que no es otra que la del convencimiento de que lo esencial en una organización son las personas y señaló que éstas “deben aportar a la compañía y compartir sus valores”.

Destacó la importancia de la motivación de las personas, el reconocimiento individual del logro y la necesidad de dar continua formación y autonomía. Así, afirmó que sólo “el 15% de éxito depende de nuestro conocimiento o habilidades. El 85% restante tiene que ver con la actitud, la motivación y la capacidad de crear relaciones positivas”.

El CEO de Corvan ha querido comentar también que el modelo de contratación está tendiendo a cambiar y lo hace hacia un “trabajo por proyectos”, externalizando incluso el trabajo de más calidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente