desayunar

La escritora americana  Laura Vanderkam está revolucionando los hábitos matutinos de los directivos con los consejos que recoge en su libro Lo que hace la gente exitosa antes de desayunar. La autora recoge el testigo de uno de los libros de autoayuda más exitosos de los últimos 25 años, 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey, del que se han publicado más de 25 millones de copias en 52 idiomas.

El libro de Vanderkam lleva camino de convertirse en un gran éxito también. El secreto de ambos está en que proporcionan consejos sencillos que todos podemos aplicar.

De hecho, la autora americana se concentra en los tres primeros hábitos de Covey y los exprime al máximo, detallando toda una serie de acciones que deben ponerse en marcha a primerísima hora de la mañana, cuando, aunque no lo parezca, estamos más frescos y receptivos.

Esos hábitos que Covey señala como los tres primeros son el de ser proactivo, el de dibujar en nuestra mente la meta a la que queremos llegar y el tercero es el de establecer primero lo primero.

Y es precisamente ahí donde Laura Vanderkam concentra un catálogo de cosas que deben hacerse primero de todo, esto es, cuando nos despertamos, antes de desayunar.

Para escribirlo entrevistó a prestigiosos directivos de grandes empresas y, entre las cosas que descubrió, es que la mayoría comienza su jornada muy temprano. Es el caso de Indra Nooyi, gerente general de Pepsi, que se despierta a las 4 de la madrugada para entrar a la oficina a las 7; Bob Iger, CEO de Disney, que se levanta a las 4.30 h., o Jack Dorsey, de Twitter, que sale a correr a las 5.30 h.

Es obvio que las circunstancias personales y laborales de cada persona son diferentes y que tratar de reproducirlas es imposible, cuando no absurdo en muchas ocasiones, pero seguro que conocerlas nos puede inspirar para introducir pequeños cambios que nos ayuden a sentirnos mejor.

Se despiertan temprano. De los 20 ejecutivos entrevistados, el 90% se levanta antes de las 6 de la mañana para aprovechar con tranquilidad el tiempo previo a entrar en la oficina, ya que a partir de ese momento comienzan a invadirles los emails, llamadas, reuniones y todo tipo de incidencias.

Toman agua. Antes del café, beben agua para rehidratar el cuerpo y activar el metabolismo.

Hacen actividad física. Dedican 20 minutos temprano para asegurarse que no pasará el día sin que lo hagan.

Concentran en las primeras horas los trabajos más prioritarios. Las primeras horas de la mañana ofrecen una tranquilidad ideal para concentrarse en tareas importantes.

Dedican tiempo a proyectos personales o hobbies. Son cosas fáciles de obviar cuando uno llega cansado después de un largo día de trabajo. Reservar tiempo por la mañana garantiza no relegar las pasiones.

Pasan tiempo de calidad con la familia.  Preparar juntos el desayuno es una opción excelente de empezar bien el día.

Comparten tiempo con sus parejas. Tiempo de calidad, dedicado a ellas en exclusiva, para hablar de planes para el fin de semana, de lo que harán cuando regresen del trabajo, etc.

Hacen la cama. Esta actividad llama poderosamente la atención, se incluye porque es un truco sencillo para crear una rutina o hábito, que están demostrados que dan estabilidad.

Socializan con sus compañeros. Vaderkam hace referencia a la experiencia de Christopher Colvin, un abogado y empresario neoyorquino que todos los miércoles se reúne a desayunar con una red de ex alumnos. “Siento que estoy más fresco y soy más creativo por la mañana”.

Meditan. Las personas con altas responsabilidades son candidatas al estrés. La práctica de la meditación les ayuda a recuperar la calma y a encontrar una conexión interior.

Dan las gracias. Hacer una lista de las personas, oportunidades y cuestiones en general por las que uno está agradecido demanda sólo unos minutos y ayuda a poner en perspectiva la vida.

Planean y elaboran estrategias. La planificación es una herramienta importante de gestión del tiempo. Usar la mañana para planificar el día, la semana o el mes ayuda a establecer prioridades.

Revisan su correo electrónico. Una encuesta reveló que es lo primero que hacen los ejecutivos al despertarse.

Leen las noticias. Lo hacen sobre todo desde sus teléfonos o tablets, aunque no son pocos los que aún disfrutan de la prensa impresa. Hay que estar al tanto de la actualidad y de lo que pasa a tu alrededor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente