socl-front

En Corvan RH creemos que el trabajo colaborativo como nueva tendencia en el ámbito laboral ha demostrado su eficacia en los últimos años. Vamos a hablar de esta forma de organizar el trabajo y de la delegación de responsabilidades.

En este nuevo ámbito, empleados y directivos aportan sus capacidades a la hora de ejecutar un proyecto dentro de una organización, pero de una manera distinta a la habitual, replanteando las relaciones, los cometidos de ambos. Si hablamos de trabajo colaborativo ya no se trata de organizar las tareas de forma piramidal, donde hay unas ordenes que discurren de arriba hacia abajo, en definitiva una tutela,  sino más bien de un modelo que juega a favor del trabajo en equipo y de la consecución compartida de objetivos. Estos elementos  redundan, asimismo, en una mayor motivación y compromiso de los empleados  al considerarse más valorados en su trabajo.

Nuevos directivos

Es posible que los directivos deban adaptarse a los cambios. Los directivos en este entorno deben superar estas “viejas” maneras de relacionarse laboralmente y dejar que los empleados, ahora, colaboradores tomen la iniciativa en tareas que desempeñaban ellos mismos. En definitiva se trata de delegar responsabilidades, tutelar desde la distancia, observar e intervenir solo cuando sea necesario, constatar que el trabajo se desarrolla según unas directrices previamente trazadas .Delegar es más que solamente transferir trabajo. Significa involucrar a otros en la responsabilidad de los resultados, darle a alguien más la libertad para tomar decisiones de cómo lograr alcanzar esos resultados. Significa soltar.

Delegar es ganar

En Corvan RH sabemos que elegir a la persona adecuada para el trabajo, darle la información suficiente y darle también toda la responsabilidad son operaciones que redundan en la obtención de resultados. Hay que poner el foco en el resultado final, no en el proceso, estableciendo tiempos límite, o fechas de revisión para conseguir estos resultados. Es muy importante establecer parámetros, condiciones antes de delegar. No deben ser condiciones sobrevenidas.  Hay que poner al servicio del colectivo los recursos necesarios y el directivo ha de ofrecerse en todo momento para respaldar y apoyar el trabajo del equipo. En definitiva, el trabajo colaborativo es una dinámica creciente, lo es en cada vez más disciplinas y en todos los niveles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente