Mark Zuckerberg, empresario norteamericano creador de Facebook y la quinta mayor fortuna del mundo, ha revelado recientemente su secreto para contratar a un directivo: “Nunca debes contratar a nadie para que trabaje para ti a menos que sepas que tú trabajarías para él en un universo paralelo”.

Así se lo ha explicado a Reid Hoffman, uno de los cofundadores de LinkedIn, que le entrevista para su serie de podcast Master of Scale, donde le plantea la siguiente reflexión “si los papeles se invierten y esa persona fuese tu jefe, ¿estarías cómodo trabajando para ella? Si la respuesta es negativa, no es la mejor elección posible”.

Zuckerberg también explica que esta regla es solo válida para contratar a directivos y trabajadores de alto nivel, no para puestos intermedios, ”Para ser líderes efectivos, los fundadores y CEO’s de las compañías deben dejar de lado sus egos y contratar a personas a las que admiran” señala.

Durante su intervención, el creador de Facebook también explica que esta regla se la toma prestada a Sheryl Sandberg, la directora operativa  de su compañía.

La ejecutiva fue fichada hace tres años por Zuckerberg. Se la robó precisamente a Google. Graduada summa cum laude por Harvard, fichó por Larry Summers para trabajar con él en el Banco Mundial. Posteriormente pasó a McKinsey, antes de fichar por Google en 2002.

Al igual que su jefe, Sandberg  también tuvo la oportunidad de pronunciar el discurso de graduación en la Universidad de Barnard ( universidad privada femenina de artes liberales ubicada en Nueva York). Allí explicó lo que aprendió trabajando con Mark Zuckerberg, en Facebook, y Larry Page y Sergey Brin, en Google: “si quieres marcar la diferencia, debes pensar a lo grande” les dijo.

Precisamente por eso Zuckerberg lo tuvo claro al ficharla, sabiendo que para alcanzar el éxito rodearse de los mejores profesionales que puedan encontrar. “La diferencia entre una compañía que llega a ser realmente grande y otra que solo es bastante buena es la confianza en sí mismo de los directivos para tener personas a su alrededor más fuertes que ellos”, asegura. “Hay cosas en las que ella es mucho más fuerte que yo, y eso me hace mejor a mí y hace que Facebook sea mejor”, insiste el fundador de la compañía. “Ni me asusta ni me siento amenazado”, concluye.

Enseñanzas sumamente inteligentes que seguro que todos y cada uno de los directivos pueden aplicar, de un modo u otro, a su campo de trabajo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Nombre y apellidos
Email

Te has suscrito exitosamente